Cómo ser Trabajador social

Desde 2014, la definición del trabajador social ha cambiado globalmente para entenderlo como una profesión que promueve el cambio y el desarrollo social y la integración de personas en riesgo de exclusión social o en situación de vulnerabilidad.

El trabajo social se basa en la responsabilidad colectiva, los derechos humanos, la justicia social, el respeto a la diversidad, etc. y ayuda a las personas a gestionar situaciones extremas.

El papel del trabajador social

Los trabajadores sociales se encargarán de asesorar a las personas que necesiten ayuda, ya sea social o emocional, para proporcionarles unas condiciones de vida e interacción social adecuadas. Suelen desempeñar su labor en instituciones públicas, departamentos de bienestar social y asuntos sociales, ONGs.

Las tareas de un trabajador social pueden abarcar el ámbito económico, ya que ayudan a obtener ayudas de la administración pública para las personas más desfavorecidas, y el ámbito de los servicios, ya que tratan de promover la inclusión social.

  • Prestaciones económicas: entre otras, la asistencia a las víctimas de la violencia de género, la renta mínima y la asistencia a las personas con adicción.
  • Prestaciones: atención domiciliaria, intervención y apoyo a los menores, apoyo a las familias, prevención e inclusión social, protección jurídica, etc.

Los trabajadores sociales de las instituciones públicas y de los autónomos deben cumplir las siguientes tareas:

  • Prevenir los problemas que pueden surgir en los colectivos en riesgo de exclusión social, desarrollando proyectos que minimicen las causas que conducen a estos problemas, sea cual sea su origen.
  • Atender a todas las personas que necesitan ayuda para integrarse en la sociedad y resolver sus problemas sociales.
  • Planificar y establecer un programa de mejora fijando los objetivos que los individuos deben alcanzar para integrarse (tratamiento, proyectos sociales, etc.).
  • Impartir asignaturas teóricas y prácticas en el ámbito del trabajo social y los servicios sociales (para otros estudiantes del mismo ámbito).
  • Mediación y reconciliación entre las partes implicadas en un conflicto para que puedan resolverlo de forma independiente en futuros casos si es necesario.
  • Integración social de los individuos mediante la provisión de recursos que satisfagan las necesidades sociales de cada persona.
  • Evaluación de los resultados obtenidos tras la intervención del trabajador social, teniendo en cuenta los recursos de todo tipo utilizados.
  • Coordinación de diferentes grupos de profesionales que intervienen en un mismo conflicto para lograr un objetivo y un enfoque comunes.

¿Cuánto gana el trabajador social?

Los salarios de los trabajadores sociales varían considerablemente en función de si trabajan en una institución pública o como trabajadores sociales autónomos. En resumen, los trabajadores sociales recién licenciados suelen ganar entre 15.000 y 16.000 euros al año, aunque pueden llegar a ganar una media de 22.000 euros si ya están altamente cualificados.

¿Qué hay que estudiar para ser trabajador social?

Para entrar en el sector del trabajo social, puedes elegir diferentes campos de estudio, ya que no te aceptarán con una sola titulación.

En primer lugar, puedes empezar a ejercer la profesión a través de los cursos de educación secundaria y superior en servicios sociales, que puedes encontrar aquí:

  • Técnico en Atención a la Dependencia.
  • Formación profesional superior en animación sociocultural y turística.
  • Técnico superior en educación infantil.
  • Técnico superior en el ámbito de la integración social.
  • Técnico superior en mediación de la comunicación.
  • Técnico superior en promoción de la igualdad.

Esta profesión también se puede estudiar con un diploma universitario (GRADUADO), actualmente se ofrecen las siguientes cuatro titulaciones:

  • Licenciada en Pedagogía Social.
  • Diploma Superior en Trabajo Social.
  • Un título universitario en psicología.
  • Diploma superior de educación.

Una vez finalizados los ciclos o grados, puedes completar tus estudios con los siguientes másteres:

  • La mediación.
  • Máster en intervención escolar.
  • Educación Intercultural y Sociología de la Educación.
  • Trastornos del comportamiento y del aprendizaje en el aula.
  • Atención a la diversidad y educación inclusiva.
  • Ética aplicada a las intervenciones sociales.
  • Intervenciones psicosociales para familias de riesgo.
  • Educación especial.