Cómo ser Preparador Laboral

¿Eres una persona paciente, responsable y activa y te gusta ayudar a los demás? En este artículo aprenderás todo sobre la profesión de «preparador laboral»: qué es, requisitos y formación necesaria, cursos privados, funciones y tareas típicas de un preparador laboral, etc.

¿Qué es un preparador laboral?

Si miramos los artículos de la Constitución Española, podemos ver que todas las personas tienen derecho a trabajar, y si miramos más allá, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad habla del derecho de estas personas a trabajar como cualquier otra.

La figura del orientador laboral parece asegurar esto, es decir, ayudar a las personas con discapacidad a entrar en el mundo laboral, a mantener su puesto de trabajo, a aprender algunas tareas útiles para el trabajo, a proporcionar conocimientos, recursos, herramientas y técnicas que puedan facilitar el trabajo de estas personas.

Un preparador laboral no trabaja dando consejos o instrucciones generales a todo el mundo, sino que se adapta a cada persona y le da exactamente lo que necesita, según sus puntos fuertes, dificultades, necesidades, etc.

Las tareas que un preparador laboral realiza a diario pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Permite a todos acceder al mercado laboral.
  • Ayuda a adaptar la metodología, el calendario y las herramientas de formación a las tareas de trabajo.
  • Proporciona a particulares y empresas las herramientas necesarias.
  • Ayuda a las personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social, etc. a encontrar oportunidades de empleo.
  • Facilita el reparto de tareas entre las personas con discapacidad y enseña las tareas mas sencillas y mecánicas a las personas con mayor discapacidad.
  • Actúa como enlace entre las personas discapacitadas, los empresarios y los servicios de apoyo.
  • Trabajar en red con empresas, organizaciones, etc. para mejorar las condiciones y encontrar mas y mejores oportunidades para los futuros trabajadores.

Requisitos para un preparador laboral

No se requiere ninguna formación formal específica para ser mentor de empleo, ya que actualmente no existe. Algunas academias y empresas privadas ofrecen cursos de preparador laboral que pueden ser muy interesantes y le ayudarán a adquirir la formación, los conocimientos, las habilidades y las técnicas que necesita para convertirse en un buen preparador laboral.

También puedes convertirte en entrenador si tienes un título de escuela, colegio o universidad si está relacionado de alguna manera con esta profesión. Por ejemplo, si tienes un título superior de trabajo social o un título superior de integración social, puedes conseguir un trabajo como preparador laboral sin tener que hacer un curso privado en este campo.

En cuanto al perfil deseado de las personas que quieren convertirse en preparadores laborales:

  • Tengan paciencia.
  • Sé respetuoso y tolerante.
  • Inspirar confianza.
  • Sé proactivo y emprendedor.
  • Sé responsable y decidido.
  • Habilidades de negociación, de mediación, de evaluación y de planificación.
  • Conocimiento de la legislación y la normativa laboral.
  • Con buenas aptitudes para formar, enseñar y desarrollar a las personas.
  • Una persona con buenas habilidades interpersonales que conecta fácilmente con los demás y es capaz de establecer redes.
  • Habilidades de servicio al cliente, ventas y comunicación corporativa.
  • Ser una persona observadora y atenta que pueda recoger y registrar datos.
  • Capaz de proporcionar información, asesoramiento, orientación, etc.

Lo que hay que estudiar para ser preparador laboral

Como ya se ha dicho, no se requiere ningún diploma o formación profesional especial, aunque se recomienda realizar una formación específica sobre el tema para comprender mejor las funciones de la profesión y poder manejar las tareas que conlleva con mayor facilidad.

Si asiste a un curso privado para preparadores laborales, aprenderá sobre las siguientes áreas y temas, independientemente del curso y de la empresa:

  • Discapacidad, fundamentos y conceptos: trata de la forma en que se percibe la discapacidad hoy en día, sus fundamentos, la calidad de vida, los tipos de discapacidad, etc.
  • Evaluación e intervención en materia de discapacidad: planificación, apoyo al comportamiento, habilidades, sistemas alternativos, inteligencia emocional, mediación, etc.
  • Empleo y discapacidad: ayuda para la transición de la escuela al trabajo, búsqueda de empleo, riesgos para la salud y el trabajo, leyes y reglamentos, jubilación, etc.
  • Empleo con autonomía y apoyo: estrategias, recursos, gestión, perfil profesional, compromiso con el cliente, empleador, etc.
    Recursos, apoyo, prestaciones, familia.
  • Herramientas, técnicas, organización, gestión y administración: organización de programas de empleo, técnicas de gestión del tiempo, organización del trabajo en equipo, recursos, etc.

Aunque los precios de los cursos individuales varían según el proveedor, suelen oscilar entre 150 y 350 euros para los cursos más complejos o detallados.