Cómo ser auxiliar de geriatría

Las personas mayores pueden necesitar a alguien que les ayude con las tareas cotidianas, les proporcione apoyo emocional y atención social básica. Estas tareas las llevan a cabo un auxiliar de geriatría, que desempeñan un papel importante para que las personas mayores mantengan su independencia y no queden aisladas de la sociedad por su edad o su estado de salud.

Funciones de un auxiliar de geriatría

Las principales tareas de un asistente de atención a personas mayores son ayudar a las personas mayores a las que cuidan a desenvolverse en su vida diaria con la mayor independencia posible, ayudarles en sus actividades físicas y darles apoyo emocional. Su objetivo es ayudar a las personas mayores a mantener la mayor independencia y calidad de vida posible.

Los pacientes pueden estar muy frágiles, enfermos o confusos y necesitar cuidados básicos como ayuda para lavarse, vestirse, comer, tomar la medicación, ir al baño o desplazarse. Además, el auxiliar de geriatría pueden realizar algunas tareas médicas sencillas, como aplicar cremas o vendajes. Siempre deben animar al paciente a realizar estas tareas por sí mismo y, por lo tanto, desempeñan un papel de apoyo muy importante.

Otras funciones del auxiliar de geriatría tienen un aspecto social, ya que la relación con los pacientes es esencial para ellos. Construir una relación de confianza, buena comunicación y apoyo moral con los pacientes es uno de los objetivos que todo profesional de este campo debe perseguir. Una de las funciones del auxiliar de geriatría es llevar un control físico y mental de las personas mayores a su cargo.

Si está interesado en el trabajo de un asistente de cuidado de ancianos, puede conocer más sobre las tareas diarias que pueden realizar estos trabajadores sociales y sanitarios:

  • Levantar a los pacientes de la cama.
  • Observar a los pacientes o realizar la higiene diaria (ducharse, afeitarse, higiene bucal, peinarse, etc.).
  • Cambio de pacientes.
  • Preparar las comidas o asistir a los pacientes.
  • Alimentar a los pacientes que lo necesitan.
  • Seguimiento de la medicación prescrita.
  • Ordenar las camas, recoger la ropa sucia, poner la lavadora, colgar la ropa, recoger y guardar la ropa.
  • Realización de ejercicios, estiramientos y movilizaciones prescritos por el terapeuta.
  • Acompañar a los pacientes a las zonas comunes al ingresar en la residencia.
  • Acompañar a los pacientes a las citas médicas o a las sesiones de terapia.
  • Realización de cambios de posición, cambios de pañales o lavado de pacientes que lo requieran.
  • Dormir a los residentes.
  • Usa un enema.

Perfil

Las personas que se dedican al cuidado y apoyo de las personas mayores deben tener un perfil muy específico que requiere un alto nivel de compromiso. Debido al componente social y emocional, el asistente de cuidado de ancianos debe poseer paciencia, tacto, buenas habilidades de comunicación y comprensión; también es útil ser positivo y enérgico en las tareas diarias. Mantener la privacidad del paciente es muy importante, ya que estos profesionales realizan tareas muy personales.

¿Cuánto gana un auxiliar de geriatría?

Los auxiliares de geriatría suelen ganar un sueldo de entre 900 y 1.200 euros al mes, que varía en función del tipo de centro médico, el horario, los fines de semana y los turnos de trabajo de estos profesionales.

El lugar en el que puede trabajar un asistente de atención a personas mayores influye en el salario: los que trabajan en residencias privadas o de ancianos pueden recibir el salario más bajo, mientras que los que trabajan en el sector público reciben el salario más alto y tienen mejores condiciones laborales.

Qué estudiar para ser auxiliar de geriatría

La profesión de auxiliar de geriatría no ha sido reconocida oficialmente hasta hace pocos años, por lo que muchos profesionales de este campo no tienen formación oficial. ¿Cómo se llega a ser asistente de cuidados geriátricos? La formación de Técnico en cuidados auxiliares de enfermería es una opción ideal para trabajar en la atención geriátrica, pero los cursos de atención a personas con necesidades asistenciales o de atención social e higiénica también te prepararán para progresar en esta profesión.